¿Realmente los Videojuegos son malos?

Hemos escuchado desde hace bastante tiempo la misma cantinela sobre los videojuegos: te vuelven loco, te absorben el cerebro, son todos muy violentos, deberían prohibirlos... ¿Qué hay de verdad en ello?

Habiendo de un modo u otro, afrontado la primera década del siglo XXI, podemos decir sin temor a equivocarnos que el “futuro” de ciencia ficción que hace años leíamos en novelas o veíamos en series o películas cada vez está más cerca de convertirse en realidad. Para muestra, la evolución de una de las industrias que más han crecido durante los últimos años, la industria del videojuego.

La diversión y el entretenimiento que nos ofrece un videojuego de hoy día no es el mismo, al fin y al cabo, que nos ofrecía un puñado de píxeles el siglo pasado, para bien o para mal. El ser humano lleva evolucionando miles de años, y con él, todos los artilugios que ha desarrollado con el fin de mejorar la calidad de vida de los individuos. A la hora de comer, por ejemplo, no cortamos la carne con piedras afiladas; y a la hora de dormir, no nos recostamos sobre un puñado de barro y hojas.

La realidad es esa. Llevamos miles de años evolucionando, y con nosotros, nuestras creaciones. Y lo cierto es que la evolución no se puede detener.

Hace treinta años, jugábamos a matar setas carnívoras aplastándolas de un salto sobre la cabeza, y a meternos en tuberías verdes de las que de vez en cuando salía una planta carnívora de colores. Además, nuestro héroe protagonista era un cúmulo de cuadrados de tres colores en el mejor de los casos. Hoy, jugamos a ser pilotos de Fórmula 1, soldados de operaciones especiales, androides salvadores de la humanidad, piratas, magos, supervivientes de una catástrofe nuclear o de un virus que convierte al resto de la población en infectados, vaqueros, o incluso muñecos de una famosa marca de juguetes.

Pero no se trata ni del ayer ni del hoy. Está claro que esta industria sigue evolucionando a pasos agigantados, como ya lo intentara con el Virtual Boy la compañía nipona Nintendo allá por los últimos años del siglo pasado, y sin éxito. Pero hoy día, con el Eye Toy de la pasada generación, con el de la presente, con el Wii Mote, con el nuevo control con sensor de movimientos de la consola de Sony, con el Kinect de Microsoft, con el nuevo servicio OnLive que supuso un gran anuncio hace ya un año... la industria del videojuego sigue evolucionando a pasos agigantados, y creciendo como ninguna.

Bueno, reconduzcamos a la senda establecida. Porque hoy no venía a hablaros de lo que la industria evolucione o deje de evolucionar... para eso, ya están mis compañeros publicando como cada día, las últimas noticias no solo de los videojuegos, sino de todo el mundo de la tecnología. Hoy, queríamos destapar desde MaxLevel.es, algunas de las grandes mentiras de los videojuegos en los medios.


Vamos a destapar algunas mentiras que se publican en los medios.



Y diréis, ¿qué tiene que ver la evolución de los videojuegos, o simplemente, la evolución, el desarrollo, el progreso, el crecimiento, con los medios?

Lo cierto es que ML es un medio de información más, un medio periodístico, un medio que informa sobre temas más concretos que otros, y un medio en el que queremos tener siempre presentes la imparcialidad y la objetividad para dar siempre a conocer la verdad. La noticia.

Pero al parecer hay otros medios periodísticos que no quieren ofrecer siempre la verdad, quieren manipular datos, incluso lo hacen. Quieren desestabilizar, ofrecen mentiras que se toman a posteriori por verdad, ofrecen engaños y datos manipulados, palabras que hacen que cunda un pánico innecesario, palabras que desatan una locura colectiva totalmente irreal.

¿Con qué fin? Nunca lo sabremos. Tal vez es que se estén dando cuenta de que todos evolucionamos, crecemos, y progresamos... y ellos no lo quieran así. No se me ocurre otra explicación lógica.

Hoy en este artículo de MaxLevel, vamos a destapar las mentiras sobre los videojuegos que ofrecen los medios de comunicación supuestamente profesionales.


Juego que originó una gran polémica en los medios debido a la desinformación proporcionada por los mismos.



Todo comenzaba ese fatídico 1 de abril del año 2000 en el que José Rabadán, más conocido como el asesino de la katana, acababa con la vida de su familia de madrugada. Los medios tardaron poco en hacerse eco del terrible suceso y algunos medios más sensacionalistas publicaron portadas en sus periódicos con la cara del homicida y a su derecha la cara de Squall, un protagonista del famoso juego de rol Final Fantasy VIII, comparando a ambos y con un titular bajo la imagen: “José emuló a su héroe”.

El horrendo crimen fue el germen que hizo que diez años después se sigan achacando a los videojuegos trastornos de personalidad o conductas violentas en los niños y en los adolescentes. Fue el germen de que a día de hoy, una década después, ciertos medios supuestamente profesionales ataquen gratuitamente a una industria aún emergente y en continuo crecimiento por tristes acontecimientos como este que solo mentes enfermas podrían relacionar con un mero entretenimiento.

Lo cierto es que los mismos medios amarillistas ocultaron muy bien su posterior error. La sentencia afirmó que el detonante de que el joven acabara con su familia fue su epilepsia. Dicha sentencia no nombra en ningún momento a los videojuegos que jugaba el autor del crimen, ni nada por el estilo. Una de las grandes mentiras de los videojuegos, creada por el amarillismo de la prensa nacional.

Este primer caso en el que los medios atribuían el crimen a los videojuegos carecía de base alguna. Pero como podríamos comprobar años después en nuestro país... no sería la primera vez que ocurriría esto.

Los hechos trascendieron a nivel internacional.



Recordemos, por ejemplo, la polémica que se desata cada vez que se anuncia que un adolescente, -y sin la intención de andar sobre tópicos- generalmente asiático, muere de inanición por pasarse más de veinticuatro horas jugando a determinado videojuego en un cyber café. Tristemente no es la primera vez que pasa y cada vez que algo así ocurre, las voces de siempre se levantan señalando con su dedo acusador una industria que realmente no tiene la culpa de nada. Esa turba de intolerantes que acusan a algo que desconocen por el mero hecho del desconocimiento, de la desinformación y de la ignorancia. Realmente, ¿es el videojuego el problema? ¿O no tiene una mayor responsabilidad el dueño del local, o más aún, la víctima por crearse una adicción?

Lo lógico sería pensar algo así. Cuándo hay casos de violencia en niños y adolescentes, por ejemplo, rápidamente se vuelve a tachar a los videojuegos como el demonio. ¿No existe acaso el cine o la literatura violenta? ¿Solo hay videojuegos violentos? No me lo creo.

Ya hemos desmontado una de las grandes mentiras de los videojuegos creada por la prensa, el parricida de Murcia no acabó con la vida de su familia por culpa de un videojuego. A día de hoy mucha gente sigue pensando así, gente manipulada, ignorante. En ML hemos intentado destapar esta mentira que se puede asumir como global para muchísimos casos como este.

Ahora intentémoslo de nuevo con otro caso de adicción que veníamos comentando.

Hace algo más de cinco años, un niño moría por jugar a videojuegos frente a la pantalla de su ordenador, debido a las estimulaciones emocionales prolongadas que causó una hemorragia en su cerebro y provocó que el crío cayera en el suelo con convulsiones. Diferentes medios como Joystiq o Eurogamer se hicieron eco de tan triste noticia y de aún más tristes declaraciones que tuvo el doctor del chaval. “El niño estaba muriendo prácticamente delante de la pantalla” dijo antes de, efectivamente, acusar a los videojuegos como culpables.

Y ahora yo me hago otra pregunta: ¿ese chaval no tenía ni padres ni tutores ni familia, que hicieran algo por evitarlo? ¿Ni siquiera el propio médico?

Haciéndose eco de esa misma noticia, el medio Joystiq cita noticias anteriores relacionadas. Ese mismo mes y año, una semana antes, unos tal y como dicen en dicha fuente idiotas surcoreanos” dejaban morir a su bebé de cuatro meses mientras jugaban al World of Warcraft, y tiempo después un chico acababa con la vida de sus padres.

Vamos a dejar claro una cosa, ¿realmente la culpa de esto lo tienen los videojuegos o la gente que juega a dichos videojuegos y es realmente inestable mental y emocionalmente?

El tumulto atronador de acusaciones a los videojuegos por tristes noticias como las citadas, de los parricidas, de los adictos que acaban falleciendo, y demás... señalan a la industria del reciente ocio electrónico como efectivamente el culpable de estos hechos. Quizás peque de repetirme, pero es algo importante dejar claro que decir algo así efectivamente es de ser un auténtico ignorante.

Veamos, ¿por qué iba a ser culpa de los videojuegos? ¿No será más bien culpa de los que lo juegan teniendo problemas mentales? ¿A quién en su sano juicio se le ocurre jugar un día entero seguido sin parar a algo, a quién en su sano juicio se le ocurre matar a sus padres, a quién en su sano juicio se le ocurre desatender a su hijo por jugar al WoW?

World of Warcraft.



Esa atronadora voz de ignorancia vuelve a gritar entonces: “¡Pero los videojuegos son violentos!” Aquí tenemos si no una mentira, una verdad a medias, que no es para nada totalmente cierta. Algunos videojuegos, que no todos, son realmente violentos. Algunos más que otros.

Está bien, algunos títulos no son los más comedidos en ese sentido, pero por eso mismo la industria trabaja con organismos muy estrictos y serios para establecer unos márgenes de consumo al público. ¿Qué ocurre? Que es el propio consumidor quién no respeta esos márgenes, ergo el problema no es de la industria, ni de los videojuegos, el problema es del consumidor. Es como si ahora exclamo: “¡Todas las películas son violentas!” cuándo realmente llevo a mi hijo al cine a ver Collateral o la última de Stallone, Los mercenarios. Pues es algo, como comprenderéis, ilógico, y como ya mencionábamos, hipócrita. No podemos decir que los videojuegos son violentos cuándo a un crío le dejo jugar a juegos como Gears of War, GTA IV, o Killzone cuando hay títulos muchísimo más acordes a su edad.

Sistema de clasificación por edades establecido por Información Paneuropea sobre Juegos (PEGI).



Por lo que hemos visto, tenemos clara ciertas cosas. Algunos medios no quieren que se siga evolucionando en la industria de los videojuegos y para eso se la ataca gratuitamente con mentiras y datos manipulados, como que los videojuegos son determinantes a la hora de que aparezcan trastornos mentales en los jugadores o como que los padres no son los que tienen la responsabilidad de tolerar que sus hijos jueguen a títulos violentos, sino los propios desarrolladores. En resumen, los medios le dan al público adulto que tiene hijos justamente lo que desean escuchar: la responsabilidad de lo que jueguen vuestros hijos no es vuestra sino de las compañías que fabrican esos videojuegos, que son "el demonio". Dicho así es impresionante y tristísimo, pero es la más pura realidad y es lo que tenemos que escuchar y aguantar cada pocos días.

Los medios periodísticos que solemos tomar por profesionales llevan años manipulando y engañando con el tema. Personalmente me preocupa que el que muchos consideran el cuarto poder del estado haya olvidado pautas tan importantes para informar como pueden ser la objetividad, la imparcialidad y ante todo la verdad. Del público, recuerdo, depende que sigan engañándonos así. Desde MaxLevel y demás medios especializados en el mundillo de esta industria intentaremos que las cosas cambien a mejor, pero no podemos hacer milagros.
Artículo

Redactor: Alberto Ruiz
Última revisión: 26/08/2010
Página: 1 de 1
Comentar Artículo: 3 comentarios
Visitas: 1738
Podcast MeJ, Episodio 47
Últimos análisis
Categoría 2
Teenage Mutant Ninja Turtles: Turtles in Time
¡Nuevo análisis retro!
Categoría 2
Deadly Premonition
Uno de los títulos de los que más se ha hablado en esta generación.
Categoría 2
Majin and the Forsaken Kingdom
El estudio creador de Folklore regresa con un nuevo juego.
Categoría 2
Assassin's Creed: La Hermandad
Vuelve el asesino más famoso de los videojuegos.


Últimos artículos
Categoría 2
Impresiones: Dead Space 2
¡Te traemos nuestras impresiones!
Categoría 2
Recuperar la pasión por los videojuegos
Una serie de consejos para que recuperes la pasión por los videojuegos
Categoría 2
Aprende a programar en el iOS
Las dos primeras lecciones de un total de 10.
Categoría 2
Killer Instinct
Vuelve al pasado con este retro-análisis.